Para inversores: la arena, insumo olvidado, podría convertise en oro

13 Enero, 2021

Que se agoten las reservas de esta materia prima, clave para la construcción y otras industrias, hoy ya no sería una película de ciencia ficción.

Para inversores: la arena, insumo olvidado, podría convertise en oro

En los últimos años varios expertos internacionales vienen alertando sobre el riesgo del agotamiento de recursos naturales claves para la construcción y otras industrias vinculadas como la arena y la grava. Sin embargo, la gente cree que son materiales que abundan ya que hay millones de hectáreas de desiertos y dunas y la desertificación del planeta sigue aumentando año tras año. ¿Cómo va a faltar arena? La creencia de la abundancia, lamentablemente, es errónea. Ya varios especialistas vinculados al Programa del Medio Ambiente de la ONU encendieron las alarmas, y quizás el informe “Sand and sustainability: Finding new solutions for environmental governance of global sand resources” fue el más contundente al poner sobre el tapete la necesidad de debatir el uso racional de estos recursos. De lo contrario el desarrollo de la sociedad corre serios peligros. Por eso, la arena, que hoy está más asociada a una playa veraniega o una travesía o rally por un desierto podría convertirse, como algunos predicen, en el producto del siglo XXI, como lo fue el petróleo para el siglo XX. Es que ante la creciente y sostenida demanda mundial de esta materia prima, con reservas en retroceso, lleva a algunos a plantearse si la arena podría convertirse en oro. Tal es así que ya existen “mafias” en la comercialización mundial de los áridos. Se trata de un tema no menor, incluso para la Argentina, porque no solo afecta al sector construcción sino al fracking de Vaca Muerta.

La extracción de grava y arena ha experimentado un colosal crecimiento en los últimos años, superando los 330 millones de toneladas en 2019 (en 2018 llegaron a 335 millones) desde los 190 millones en 2016. A nivel mundial, la arena es el segundo recurso natural más utilizado después del agua. Es insoslayable que es de gran importancia en la industria de la construcción. Y con la urbanización extendiéndose por todo el mundo, se necesitan más materiales de construcción para construir infraestructura en áreas urbanas. El hormigón, que representa dos tercios de los materiales de construcción, está compuesto por dos tercios de arena. Además la arena y la grava industriales, que son ricas en sílice, pueden utilizarse en la fabricación de vidrio, pero también para operaciones de fracking (shale oil), lo que explica el fuerte aumento de la demanda en los últimos años. Aunque no hay cifras globales para la minería de arena para construcción, el aumento en la producción mundial de cemento muestra que la demanda de arena acompaña el boom. En 2008, la producción mundial de cemento ascendió a 2.800 millones de toneladas. En 2019, esa cifra aumentó a más de 4.000 millones de toneladas, lo que indica una demanda de arena y grava para construcción de 40.000 millones de toneladas solo para la producción de cemento. Se estima que se consumen 50.000 millones de toneladas de arenas por año en total.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *