Nueva cepa: qué se sabe, qué opinan los expertos y qué pasara con las vacunas

21 Diciembre, 2020

La nueva variante incorpora una mutación llamada “N5017” en la proteína de la “espícula” del coronavirus. Sería de un 40 a un 70% más contagiosa.

La rápida proliferación de una nueva cepa del coronavirus que se registró en Londres y el sureste del Reino Unido volvió a poner en alerta a toda Europa y el resto del mundo. Argentina se sumó en las últimas horas a los 11 países europeos que suspendieron los vuelos desde Gran Bretaña.

A nueve meses del inicio de la pandemia de COVID-19 la noticia generó una fuerte preocupación en el Gobierno que está concentrado en evitar que el aumento de casos que se registró en las últimas semanas se convierta en un rebrote como el que experimenta el hemisferio norte.

¿Qué se sabe sobre la nueva mutación del coronavirus? ¿Qué opinan los especialistas? ¿Qué dijeron las autoridades del Reino Unido? ¿Qué pasará sobre la vacuna contra el COVID-19? Son algunas de las interrogantes que se ponen sobre la mesa en este nuevo escenario mundial.

¿Qué diferencias tiene la nueva cepa?

La nueva variante de coronavirus implica una mutación, llamada “N5017”, en la proteína de la “espícula” del COVID-19, que le permite “engancharse” a las células humanas para penetrarlas.

Según el doctor Julian Tang, de la Universidad de Leicester, “esta mutación N5017 ya circulaba mucho antes, de forma esporádica, este año fuera del Reino Unido, en Australia en junio-julio, en Estados Unidos en julio y en Brasil en abril”.

 

¿Qué dijeron las autoridades del Reino Unido?

Este fin de semana el ministro británico, Boris Johnson, anunció que hasta el 30 de diciembre se endurecerán las restricciones en Londres y el sudeste de Inglaterra y precisó que datos preliminares sugieren que la nueva variante del virus que circula en esas regiones es 70% más contagioso.

 

Por su parte, el ministro de Salud británico, Matt Hancock, reconoció que la nueva cepa del COVID-19 está “fuera de control” y por eso el Gobierno debió actuar “rápidamente y con decisión”.

El jefe de la Autoridad médica inglesa, Chris Whitty, agregó que esta nueva mutación del coronavirus generó un aumento de contagios y que ya le informaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de su descubrimiento. Se está trabajando con urgencia para confirmar que no causa una mayor mortalidad

 

¿Qué opinan los especialistas?

 

El profesor Peter Openshaw, inmunólogo del Imperial College de Londres, citado por Science Media Centre destacó que la información “sobre esta nueva cepa es muy preocupante” porque “parece ser entre un 40% y un 70% más transmisible”.

El profesor John Edmunds, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine consideró que “es una muy mala noticia” y apuntó que “parece que este virus es mucho más infeccioso que la cepa precedente”.

 

 

Por otra parte, el genetista francés Axel Kahn recordó que, hasta ahora, “se han secuenciado 300.000 mutantes del SARS-CoV-2 en el mundo”. “Cuantos más virus haya y, por ende, más personas afectadas, más mutaciones aleatorias habrá que sean ventajosas para el virus”, agregó Kahn.

El profesor Julian Hiscox, de la Universidad de Liverpool coincidió que “los coronavirus mutan todo el tiempo, así que no es sorprendente que emerjan nuevas variantes del SARS-CoV-2” y precisó que “lo más importante es intentar saber si esa variante tiene propiedades que tienen un impacto en la salud de los humanos, los diagnósticos y las vacunas”.

 

¿Las vacunas aprobadas serán efectivas para esta variante?

Ewan Birney, subdirector general del Laboratorio Europeo de Biología Molecular y codirector de su Instituto Europeo de Bioinformática en Cambridge, aseguró a The Guardian que las vacunas han sido probadas con muchas variantes del virus en circulación.

Por eso el especialista remarcó que “hay razones para pensar que las vacunas aún funcionarán contra esta nueva cepa, aunque obviamente eso debe ser probado a fondo”.

Hasta el momento se sabe que la mayoría de las vacunas apuntan a la proteína conocida como “de espiga” o “de pico” que el virus usa para adherirse a las células humanas y preparan al cuerpo para poder detectar la proteína de punta para que el sistema inmunológico pueda detectar al COVID-19.

Sin embargo, los especialistas advierten que si la proteína de pico muta, el cuerpo podría no reconocer el virus y las vacunas pueden resultar ineficaces.

 

 

El profesor Calum Semple, de la Universidad de Liverpool, explicó a The Telegraph que “algunas de las mutaciones están ocurriendo en la llave que el virus usa para desbloquear las células”. “Esto lo vemos con la gripe cada año y por eso la vacuna contra la gripe tiene que cambiar año tras año”, analizó.

Yo esperaría que la vacuna aún fuera razonablemente efectiva porque actualmente es efectiva en un 95 por ciento. Incluso si bajamos algunos puntos porcentuales, seguirá siendo lo suficientemente buena, y mucho mejor que muchas otras vacunas en el mercado”, amplió Semple.

Pese a esto, el especialista sostuvo que “la buena noticia es que las nuevas vacunas son esencialmente como los correos electrónicos que enviamos al sistema inmunológico, y son muy fáciles de ajustar”.

“Así que si sabemos que ha cambiado muy ligeramente, sólo tenemos que editar ese correo electrónico, cambiar una o dos palabras y entonces la vacuna que estará lista en seis u ocho semanas después de eso, será competente y mejor dirigida a la nueva cepa”, cerró.

 

 

En tanto, expertos europeos indicaron este domingo que las vacunas son efectivas contra la cepa mutada detectada en Reino Unido.

Por todo lo que sabemos hasta el momento, y tras las discusiones que han tenido lugar entre expertos de las autoridades europeas”, la nueva variante del virus “no tiene ningún impacto en las vacunas” que siguen siendo “igual de eficaces”, dijo el ministro de Salud alemán, Jens Spahn.

Serían muy buenas noticias”, añadió el ministro, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

¿Qué dijo la Organización Panamericana de la Salud?

 La Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió un comunicado este domingo por la noche en el que advirtió que “dado que los primeros casos de la variante del SARS CoV-2 identificada en el Reino Unido datan de septiembre de 2020, es probable que este virus esté circulando en otros lugares” y señaló que “se necesitan más estudios para caracterizar si esta variante es diferente en términos de virulencia, transmisibilidad y otras características”

Considerando los muchos factores que contribuyen a la dinámica de transmisión, todavía no hay evidencia suficiente para apoyar que esta variante o cualquier otra variante o mutación en particular pueda estar completamente asociada con un patrón de infectividad aumentado o de virulencia o de eficacia de la vacuna. Sin embargo, dada la intensa transmisión y la rápida propagación en áreas donde se ha encontrado la variante del SARS-CoV-2, el Reino Unido está llevando a cabo más investigaciones”, agregó la OPS.

Además el organismo recomendó que “para limitar el impacto en las capacidades de detección en los países, también se recomienda un enfoque que utilice ensayos paralelos o múltiples dirigidos a diferentes genes virales para permitir la detección de posibles variantes emergentes”.

 Fuente: DIPUTADOS BONAERENSES/NACIÓN

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *