Alejandro Ramallo: “Te tiene que gustar ser árbitro, más allá del dinero que te pagan por esta profesión”.

25 Septiembre, 2020

Cordobés de nacimiento y bahiense por adopción, Alejandro Ramallo un apasionado árbitro de básquetbol aprendió lo bueno y lo malo durante el recorrido. Comenzó a dirigir en el Club Alem en el año 1981 y es reconocido como uno de los mejores dentro de su ámbito.

“Cada uno tuvo que volver a la fuente (se dedica al mantenimiento de casas) porque la pandemia cerró muchas posibilidades, pero también abrió otras que uno tenía guardadas en el rincón de las cosas y en la cual todos vamos a tener que aprender a hacer distintas cosas porque no parece tener una solución a lo inmediato”.

“Sería importantísimo tener un sueldo, somos como empleados encubiertos en la cual trabajamos para alguien que terciariza a los árbitros, pero en realidad nosotros trabajamos para la Asociación de Clubes y se hace muy difícil cuando vos no tenés un sueldo fijo”.

“Con la Liga de Básquet yo cumplí 29 años y dirigiendo partidos casi 40. Empecé a los 15 y tuve la suerte de llegar a ser árbitro internacional a los 31 años, lo cual me permitió viajar por muchos lugares y representar al país y que es lo más lindo que a un le puede pasar”.

“Te tiene que gustar ser árbitro, más allá del dinero (que era muy bueno) que te pagan por esta profesión”.

Seguí la nota completa en Radio Urbana FM 102.7

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *