Ricardo Moccero: Quien pretenda ser Intendente debe tener pasión en la sangre para servir al pueblo las 24 horas

14 Septiembre, 2020

En la Fase 5 de la pandemia, el jefe comunal de Coronel Suárez fue taxativo en las exigencias de la gestión y celebró la llegada de la educación universitaria al distrito.

Con la pandemia de coronavirus controlada en Coronel Suárez, donde pese a la aparición de algunos casos se logró mantenerse la fase 5, su intendente Ricardo Moccero hizo hincapié en lo que consideró «la otra pandemia«: los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri. Es que en el distrito funciona la fábrica histórica licenciataria de Adidas, Gatic (hoy Dass), y «con Macri se liberaron las importaciones y a causa de eso quebraron casi todas las empresas nacionales que había produciendo insumos para las zapatillas. Entonces ahora quedó mayormente la parte agropecuaria funcionando».

El jefe comunal ratificó que la peor crisis fue «la que nos dejó el gobierno anterior», que se sumó ahora a la pandemia. «Nos costó mucho poder arrancar y después del 20 de marzo tuvimos que pedir auxilio a la Provincia para poder pagar los sueldos». Agregó que la falta de aumentos de las tasas municipales complicó mucho el presupuesto y «por suerte la ayuda del gobernador (Axel) Kicillof llegó».

Después de pasar meses sin casos de Covid-19, los primeros llegaron a la localidad a mediados de julio y un mes después debió retroceder a fase 4 para controlar el brote. Sin embargo, ya en septiembre volvió a fase 5 y no hay circulación comunitaria del virus: «Estamos bastante bien, tenemos un sistema de tele-medicina que funciona las 24 horas con más de 40 médicos, y a su vez ampliamos el hospital».

El Intendente dejó en claro que acompaña las decisiones tomadas por el presidente Alberto Fernández y manifestó un respaldo total a las medidas de aislamiento preventivas: «Está haciendo todo lo posible, priorizando la salud antes que la economía. Nosotros lo aplicamos aquí en Coronel Suárez, primero está la salud«.

Obras y proyectos suarenses

Moccero informó: «Tenemos obras del plan Argentina Hace, que todavía no hemos recibido los fondos, pero están todas comprometidas y aceptadas, son obras de cloacas». Asimismo aseguró que recibirán otros recursos de Nación para obras de pavimento, cuneta e iluminación. Por último, explicó que en su mandato dotaron de gas natural a todo el distrito.

Por otro lado, manifestó a Noticias d su satisfacción por la inauguración que realizaron esta semana del Centro Regional Educativo Universitario Suarense, donde se dictará la carrera de Contador Público Nacional en convenio con la Universidad Nacional del Sur: «Mi objetivo es que en el futuro se convierta en una universidad regional».

Además expresó su deseo de volver a crear las condiciones que en los años 2013, 2014, 2015 existieron, donde el municipio presentaba ocupación plena y posibilidades de desarrollo regional de fábricas. El sueño de Moccero -y de su padre Domingo- es «una facultad con muchas carreras universitarias, para que los chicos puedan estudiar acá y que nadie tenga que emigrar de Coronel Suárez».

Una familia con tradición política

Moccero recordó sus primeros pasos en política en el Partido Intransigente y la influencia que tuvo su padre, Domingo, quien fuera intendente en 1958 por la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI) y luego por el PI, en el regreso de la Democracia. «En mis inicios militaba en política solo acompañando a mi padre y a mi hermano«, contó. Ante el fallecimiento de Domingo, comentó que sus seguidores y su hermano lo buscaron para que «continuara el legado», pero solo se decidió tras el pedido de su madre.

«Para el año 1993 me convencieron para ser candidato a concejal y ganamos las elecciones; en el ’95 me presento como candidato a Intendente y también gano. Y en adelante gané cinco períodos seguidos, al principio con el Partido Intransigente, después lo transformé en Unión Vecinal, y luego me uní al Frente para la Victoria con Néstor Kirchner, ahora el Frente de Todos«, rememoró.

Su recorrido lo llevó a ser diputado provincial. «En el 2013 había pedido licencia, así que estuve cuatro años de Diputado. En 2019 me volví a presentar y gané mi sexto mandato como Intendente», contó el jefe comunal, ratificando así un liderazgo contundente en la localidad en los últimos 25 años.

La experiencia y la gestión

Moccero reconoció que en su primer mandato se preguntó «¿en qué lío me metí?», pero a su vez explicó que «uno lo lleva en la sangre ser Intendente. Me di cuenta que la pasión mía es ayudar, y ese es el lugar ideal para poder ayudar a los más humildes y que las obras le lleguen a los distintos barrios. En el 2013 tuvimos una excelente gestión de la mano de Néstor Kirchner -desde 2003- y después de Cristina -2007 a 2015-. Suárez creció muchísimo en todo tipo de obras, de escuelas, jardines, viviendas».

Por último, Moccero manifestó a Noticias d que ser jefe comunal implica estar «al servicio de la población». Por lo tanto, aseguró que se debe tener «honradez y mucha humildad. Cualquiera que pretenda ser Intendente lo primero que tiene que tener es pasión en la sangre para ayudar, para servir al pueblo y estar a disposición las 24 horas. Si vos no podes cumplir con eso, es mejor que te quedes en tu casa».

Fuente: Noticias D.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *