Coronavirus en Argentina: “La única vacuna o tratamiento por ahora es el aislamiento”

19 Marzo, 2020

Charla con Fernando Polack

Coronavirus en Argentina: “La única vacuna o tratamiento por ahora es el aislamiento”

El asesor de la OMS da sus razones para desdramatizar la crisis desatada por la pandemia. El origen del virus. El rol de China. Y lo que puede pasar en la Argentina.

Profesor de pediatría, microbiología molecular e inmunología, Fernando Polack trabajó en la Johns Hopkins School of Medicine desde 1999 a 2009. Es director de la Fundación Infant. Fue premio al mejor investigador pediátrico de los Estados Unidos. Es asesor de la OMS. El siguiente reportaje sobre el escenario del coronavirus ​fue realizado el martes a la noche por Jorge Fernández Díaz en el programa de Radio Mitre Pensándolo Bien.

-A mí me preocupa esto como médico. Me parece que está bien que estemos preocupados. Pero también me preocupa el impacto que está teniendo en la gente. La cantidad de gente que me llama preocupada. En estado de pánico absoluto. Se pierde mucho la perspectiva de lo que pasa. Y la pregunta es, ¿cómo inculcarle a Occidente la disciplina de Oriente sin aterrarlo? Corea del Sur, Singapur y China han controlado la epidemia, que ahora es una pandemia. Es verdad, quizás lo hayan hecho con tanques en la calle o como fuera, digitalmente, pero es evidente que han podido hacerlo. Pero creo que además lo han hecho porque son países dispuestos a seguir normas rigurosamente. Entonces, ¿cómo lograr que Occidente haga eso sin meterle un miedo espantoso a todo el mundo y que la gente viva encerrada por miedo en vez de aplicar una disciplina?

LOS MUERTOS QUE NO NOS IMPACTAN

-Para ponerlo más en contexto: todos los años mueren 150 mil personas en todo el mundo por mordeduras de serpiente, y la gente no anda mirando el suelo. Tenemos por día en la Argentina 22 muertes por accidente de tráfico. Por día. Y la gente no se pone el cinturón de seguridad. Tengo un amigo que fuma como un vampiro y está aterrado por el coronavirus. No entiendo dónde está la lógica. Desde que empezó esta enfermedad, ha matado a 7900 personas, de acuerdo con los tableros. Es una cosa terrible, sin dudas, porque cada muerto nos apena individualmente. Pero la verdad es que en lo global hay enfermedades que matan muchísimo más. La diferencia es que nosotros convivimos con ellas. Pero acá se plantea una enfermedad nueva y con algo de riesgo incierto para algunos grupos.

IDEAS INSTALADAS DIFÍCILES DE ROMPER

-Cuando fue la epidemia de Gripe A en la Argentina, hace más de diez años, nosotros hicimos un seguimiento de algunos grupos: sobre todo de chicos que vivían en el Conurbano bonaerense. Detectamos 13 muertes. Fue un trabajo muy importante porque se usó para hacer las guías de vacunación al año siguiente. Y al año siguiente repetimos el trabajo. Lo hizo quien hoy es una medica muy importante que se llama Romina Libster y vimos que no se murió nadie al año siguiente. Pero en el año de las 13 muertes y en el año siguiente, en esa misma zona del conurbano, que es el cinturón de Villa Fiorito, se habían muerto 20 chicos de bronquiolitis, 7 menores de un año y 13 de entre 1 y 18. Sin embargo, la noticia eran los 13. Cuando se instalan estas cosas son muy difíciles de romper…

EL DESASTRE DE EUROPA Y NUESTRA REALIDAD

-Es altamente probable. Los médicos vivimos una situación ambivalente porque desde luego que no podemos relativizarlo. Es importante y verán cuán importante es cuando hable de las restricciones. Pero al mismo tiempo tenemos que mirar desde lejos esta situación. Si uno está parado hoy en la guardia de un hospital en el norte de Italia, pues vuelve a la casa y se suicida porque la situación es espantosa. Si uno piensa que este virus se comporta por algo que no sabemos del todo bastante focalmente en los lugares mas bravos, como Wuham, Lombardía, Madrid, pero también hace eventos menores en otros lugares, significativamente menores…. este no es un virus que ha barrido con Italia, sino con el norte. Si, hizo un desastre en la región más productiva, pero fue ahí. Y uno puede entender que este virus se focaliza. Cuando uno está en una guardia y hay un millón de personas intoxicadas con Coca Cola tiene otro millón de personas en la puerta y a uno le parece que el mundo se acabó. Este es un virus que intoxica del mismo modo, es muy fácil de contraer pero al mismo tiempo no es tan tan hábil como se piensa. Entonces, cuando uno como médico habla personalmente con un paciente, uno a uno, le dice: ‘Tus chances de tener problemas graves, particularmente si sos menor de 70 años, son muy bajas. Y si tenes más de 70, las chances son menores que las de no tenerlo’. Por eso el peligro de esto, es que la gente diga ah, bueno, me voy al cine, y eso además de un riesgo personal significa condenar a los demás. Eso es cabal. Y Oriente lo entendió muy bien. La pandemia se puede detener. Ya lo hicieron en Oriente. No es un fenómeno rarísimo que nos va a comer crudos a todo el mundo. Pero tenemos que ser como Oriente en las restricciones. Es un llamado a la disciplina.

EL TRATAMIENTO ES LA DISTANCIA

-Si, por un lado la distancia social. Y por el otro, se trata solo. Porque a medida que va infectando, va creando barreras de personas que ya no pueden volver a repetir la misma experiencia. Un virus va infiltrándose por las grietas de la sociedad, algunos virus son como el agua, versátiles, y otros en cambio como el dulce de leche. Este tiene un poco de cada. Entonces está claro que estas medidas que siempre se hablan en epidemiología funcionan. Está bajando. Se puede hacer.

SEIS MESES POR DELANTE

-Yo especulo y cuando lo hago me equivoco. Pero veámos: en un mes va a estar y en seis meses probablemente no. En un mes tomará carrera y se verá peor. En seis meses probablemente no. Pero si nos ajustamos el cinturón para un tránsito de tres o cuatro meses difíciles… bueno, depende de como se posicione la Argentina. Si somos agresivos o no. Si Argentina hace la gran Italia y no toma decisiones y dilata, serán complicado los meses de abril y de mayo. Si hace la de Corea, posiblemente no. Y luego conseguiremos aplanarlo para que no sea tan agresivo en los meses del frío.

UNA NUEVA VIDA, EL AISLAMIENTO

-Yo intuyo que en los primeros meses no será una vida normal. Cuando empiece a bajar la curva, quizás. Ningún aislamiento de población es sostenible en el tiempo. Necesitás un dictadura sangrienta para eso. Pero es evidente que funciona, así que eso seguirá por un tiempo. Si Argentina consigue mantener ese plató que vemos en otros lados, será un tránsito y saldremos adelante. Pero algo que quería decir: tenemos que cuidar mucho a los médicos. Es importante cuidar mucho a los médicos. Hay que darles material de trabajo adecuado. Son ellos los que están en la línea de batalla.

NOTICIAS SIN SENTIDO

-Tomo eso de las noticias que están dando vueltas sobre que el virus vuelve a aparecer. Esas son las típicas anécdotas que quedan al costado de las enfermedades que estudiamos, y que en estos casos toman una dimensión inesperada. Que estén detectando en algunos pacientes rastros de coronavirus, no me alarma a mí. No me sorprende lo más mínimo. Creo que agrega mucha confusión. Si China tuviera un brote fenomenal ahora tendríamos que revisar toda la educación sobre virus que hemos tenido todos los infectólogos durante mucho tiempo, porque no ha sucedido. Entonces se está tomando un dato que es casi anecdótico para convertirlo en un problema que vuelve y vuelve. No creo que vaya a volver.

LA CARRERA POR LA VACUNA

-Sí, yo creo que va a haber una vacuna y que esas vacunas van a poner, si funcionan bien, fuera de riesgo a la población de riesgo y la población de riesgo es la mayor de 70 años. No hay mucho sentido en vacunar a un chico de 20 años contra esto, porque hay miles de enfermedades potencialmente peligrosas para una persona cada 10 mil o 100 mil. Y salvo en este momento, salir a vender una vacuna de coronavirus sería enormemente difícil. Entonces, esta vacuna también va a tener que tener una población target que esté muy bien definida.

UNA IRRESPONSABILIDAD TOTAL

-Es que lo que pasa es que sí, es una irresponsabilidad absoluta, absoluta, porque yo puedo hacer una vacuna en el laboratorio mañana y salir a decir para tener propaganda. No es que no haya vacunas, sino que hay vacunas que están avanzando, que son muy bien diseñadas y muy inteligentes. Hay una vacuna que testeó Estados Unidos, de una compañía relativamente nueva, hecha por científicos de primer nivel. Hoy debe haber tres o cuatro. Conozco otra vacuna de un grupo que trabajó mucho en vacunas respiratorias en tiempo récord. Pero es una locura vocalizar que tenés una vacuna. Eso es tan sencillo como tener el virus guardado en el laboratorio.

LA CULTURA DE COMER ANIMALES

– Siempre hay una lección, que es que los virus de los animales se pasan la vida tratando de pasar a los humanos. Están ahí metidos, viendo la treta para envolver a los gatos. Están siempre enojados y siempre andan en un murciélago o una serpiente o en un camello. Cuando pasan, el ser humano no los vio jamás y evolutivamente no tiene memoria de ellos. Entonces reacciona con lo que tiene. Cuanto más tenés, más agresiva es la reacción, pero si es ineficaz, te termina dañando a vos. Eso es lo que pasa en este caso. -La enorme mayoría de la gente va a hacer mil cambios en el mundo después de eso, pero yo espero que uno de esos cambios sea que los chinos modifiquen un poco la dieta. Porque estos mercados son bastante complicados.

¿DE DONDE SALEN LOS VIRUS?

-En general sucede que en algún lugar del mundo donde hay mucho contacto entre cepas animales y humanos hay virus que están tratando de ingresar al cuerpo de los humanos, porque la naturaleza del virus es simplemente una especie de cosita microscópica muy zonza, que lo único que piensa es cómo puede entrar acá, su naturaleza es de persistencia y expansión. En algún momento esos virus consiguen cambiar algo que es el primer paso que les permite entrar en el primer humano. En general, eso no sucede. Si eso sucediera todo el tiempo viviríamos de pandemia en pandemia. En este caso evidentemente es un animal de algún mercado, puede ser el murciélago, el pangolín o algún algún animal que se separa para fines medicinales o para comer. Y la diferencia es que este se avivó de cómo pasar de humano a humano. Y ahí hay uno de los grandes temas. Este virus anda por todos lados, mientras que el SARS era muy torpe para pasar de humano a humano. Este virus, en cambio, tiene una suerte de “inteligencia”, entre comillas. Adquirió algún cambio que le dio esa facilidad.

LA EXPERIENCIA DE LA GRIPE A

-Ahora está la explosión de la información. En 2009, se hablaba de la pandemia de gripe, pero no con el nivel de datos que se habla hoy. No se veía. En un momento, nos lanzamos al territorio para entender realmente qué estaba pasando con la pandemia de gripe y fue una experiencia. Fuimos al Conurbano. Al Hospital Malvinas Argentinas. Era entrar a una película de ciencia ficción. Había una gente con estas escafandras que nos vinieron a buscar. La pandemia de gripe tenía un comportamiento en la población diferente al coronavirus y era particularmente peligrosa para la gente de entre 20 y 50 años. Tener 85 años en la pandemia de gripe era la lotería, porque la gripe que entró en el 2009 a circular entre todos nosotros era muy parecida a la gripe que circulaba muchos años atrás. La gente se cuidaba con la defensa vieja. Mi abuela tenía 96 años y ya había pasado por eso. Mi abuela podría haber salido a correr en ropa interior por el Obelisco y nada le hubiera hecho a mi abuela. En cambio, para mí, que en ese momento tenía 40 años, era realmente un peligro claro. Cuando entramos a la sala de los pacientes eran salas de 20 o 30 camas cada una: gente muy joven, muy grave o muriéndose de gripe. Yo nunca vi una cosa así.

LO QUE TENEMOS QUE APRENDER

-Yo voy a quizás una cosa que lo digo casi como ciudadano. Hay una cosa que no va, a mí me ha ido pasando en la vida y yo creo que a todos nos pasa, que es que uno ve gente que tiene conductas absolutamente locas o erráticas o no apropiadas y le va y le va y le va bien y al final en un momento se la pone. Puff! Quizás los argentinos vamos a aprender, lamentablemente de una manera muy fea. Ojalá que no, pero estaría bien que esas conductas erráticas, repetidas, terminen. Al final algún día te vienen a buscar y entonces por eso es que hay que hacer las cosas bien, porque si no siempre es jugar al dado, a ver si sale o no lo que uno quiere.

GRIPE A O CORONAVIRUS, QUÉ ES PEOR

-Esto es peor para la población porque es más contagioso. Entonces, esto lo que hace es abrir el espectro de contagio a mucha más gente, porcentualmente tira hacia arriba el número de víctimas. Pero dicho esto, me parece muy importante aclarar lo siguiente: si este virus fuera tan ágil en infectar al 60 por ciento de la población mundial y matar al 3 por ciento de ella, en China en vez de 3000 muertos habría muchos más. Y no pasa. Entonces tenemos que llamarnos a cierta modestia los infectólogos y epidemiólogos en nuestras predicciones, empezar a pensar por qué los números de muertos a cuatro meses son 8000 y no millones. Eso no quiere decir que tengamos que descuidarnos

¿PORQUÉ ITALIA?

-Primero, que yo creo que no está del todo claro por qué pasó lo que pasó en el norte de Italia. ¿Vino de China directo a Italia? Sí, la verdad es que sí. ¿Por qué pasó? Bueno, una vez que estuvo ahí unos días, sí, bastante antes de lo que los italianos se dieron cuenta que estaba. Y evidentemente, si viene una ola y vos estás en el mar y tira a todos los de adelante, vos tenés tiempo de correr un poco para atrás pero poco tiempo… Es enteramente posible. Se van a replantear un montón de cosas. ¿El turismo chino trasladó el virus? Es probable. Pero hay temas que habrá que analizar. Ahora, yo siempre me acuerdo de la película en que hay tres tipos tocando en un trío de jazz. Uno le dice a los otros “fulano se murió” y el segundo dice “ah, era un fumador” y el tercero dice: “También se mueren los no fumadores”. De alguna manera nosotros nos podemos morir. Si vos estarías viendo esas imágenes en una pagoda en el norte de China te parecería muy impresionante, pero al mismo tiempo muy lejano. La verdad que la cercanía es aterradora y quita perspectiva. Si vos sos un médico de guardia, yo tengo un amigo mío, colega de trabajo, que trabaja en Turín y estábamos hablando ayer y él me contaba la situación: aterradora. Él realmente siente que está en una situación de guerra, pero la verdad es que él está en una situación de guerra y todavía, por lo menos nosotros, hay muchos países que están en situaciones intermedias. Tenemos que tratar de ir hacia una situación intermedia. Tenemos otro desafío. Pero claro: nosotros somos italianos, nos abrazamos, nos besamos. Tenemos una distancia interpersonal muy pequeña. Siempre buscamos la excepción a la norma. Esta vez me parece que vamos a tener que aprender algo de la disciplina de los orientales. No es que yo la tenga, pero me parece que entonces la pregunta para la Argentina es: ¿La Argentina puede tener las restricciones de movimiento como Corea del Sur?

LA REACCIÓN DEL GOBIERNO

-El Gobierno está haciendo lo correcto. El Gobierno está tratando de cortar la circulación en cada día progresivamente más. Yo personalmente soy de los que piensa que esto tiene que ser muy restrictivo, en parte porque es verdad que Corea del Sur lo controló con aparatos digitales de información, mapeando quién estaba enfermo y testeando alrededor, pero es Corea del Sur y en Estados Unidos puede ser grave, pero Estados Unidos tiene una infraestructura de salud. Hay que dejarse de jorobar con el mito de que Estados Unidos tiene mala salud, tiene una enorme estructura sanitaria y es mucho más fácil porque al fin y al cabo todo ese discurso se termina cuando alguien se enferma gravemente y sale corriendo a Estados Unidos a ver qué le pueden hacer. Yo creo que tenemos que ser muy agresivos en las restricciones y muy rápidos.

LA MAYORIA DE LA GENTE SE CURA

La gente se cura de coronavirus en su inmensa mayoría, más del 99 por ciento de la gente se cura y eso lo tienen que saber porque también se está creando una situación que si la gente empieza con fiebre, cree que está en sus últimos días y eso no es así. Pero porque algunas personas son muy vulnerables y hay que cuidarlas por eso y no sabemos quienes son los muy vulnerables entre las personas grandes. Y todos queremos a nuestros padres y abuelos y los tenemos que cuidar.

EL VIRUS NO CIRCULA SI NO CIRCULAMOS NOSOTROS

-Le contesto distinto, que sé que me estoy escapando de la respuesta, pero la única manera de que este virus no circule es que no haya oportunidad para circular, lo que va a ser eficiente para que no circule es distanciar a la gente. Entonces, si la gente hace fila para irse de vacaciones a Monte Hermoso va a haber un brote allá. No le vamos a ganar de vivos a la naturaleza. Nos tenemos que acostumbrar a eso.

¿CUÁNTOS CASOS EN REALIDAD HAY?

– Para qué sirve el tablero estadístico. Informa globalmente cómo va la cosa, pero no tiene nada que ver con lo que está pasando en términos reales. ¿Por qué? Porque ningún país puede sacar su personal de salud a testear a cada sujeto por la calle y ver si tiene o no tiene coronavirus. Por qué tienen que estar en los hospitales atendiendo pacientes, en los consultorios, las enfermeras asistiendo. Entonces no existe como posibilidad y además es carísimo. O sea, el país ya no se hundiría por la cuarentena, se hundiría invirtiendo en el proyecto. Lo que no tenés que hacer es aprender todos los días ese tablero para desesperarte. Por qué no te dice nada. Si mañana Alberto Fernández decide que va a invertir todos los recursos del año que viene  en testear gente el número va a dar un salto fenomenal. Todos vamos a pensar que nos estamos muriendo y no va a cambiar nada. Ahora hay una cosa que sí va a haber cambiado y es la siguiente. Este virus tiene siete días de silencio antes de aparecer en la foto que nosotros estamos mirando hoy. Creo que es 17 de marzo, bueno estamos viendo la del 10 de marzo.

LA FOTO QUE VEMOS HOY

-La del 17 de marzo no es la foto que conocemos y aunque mañana nos aten a la cama a cada uno de nosotros por siete días, la cosa va a empeorar necesariamente porque esos casos ya están jugados. Entonces no podemos esperar que las medidas sean mágicas y decir que las autoridades son imbéciles. No funciona. Estamos equivocados. Hay que darle diez a 14 días para empezar a ver si esto toma un giro cuando va a ser el pico dentro de un mes, aquí o afuera, aquí y aquí, va a depender de cuán bien nos aislamos y de otras cosas que ni siquiera conocemos. Los italianos tienen un desastre porque al principio no reaccionaron.

EL CLIMA

Tenemos que mirar lo que va pasando. El virus eligió centrarse entre los 30 y 50 grados de latitud del hemisferio norte y esta semana yo estaba mirando el tiempo. Todavía tenemos buen calor donde tenemos que aprovechar, porque evidentemente algo debe tener que ver la temperatura para aplacar las cosas lo más posible antes de que nosotros le creemos las condiciones climáticas favorables.

CUMPLIR LAS REGLAS Y EVITAR LA PARANOIA

-Angustia si, pero no me agarra paranoia. Estas son situaciones que aparecen y así como aparecen, desaparecen y obviamente dan miedo. Hay mucha gente que conozco, mucha gente que quiero y me preocupa, pero también veo el grado de impacto. Es verdad que las iglesias están llenas de muertos en Lombardía y hay mucha gente infectada y los barrios son epicentro de esto. Pero no necesariamente la foto general es una tragedia. El mensaje es que hay que cuidarse y que hay que estar solos.Pero la enorme, inmensa mayoría de la gente no se va a morir, entonces lo tienen que saber. Y yo no sé cómo se comunica esto en un país donde ante la mínima oportunidad todo el mundo sale y viola todas las reglas. Pero lo que tengo que hacer es cumplir las reglas y saber dónde, cómo alarmar sin ser alarmista. Un amigo me decía que las noticias de estos días son el mejor antiviral.

UN RECUERDO

-Sí, sí, va a haber muchos aprendizajes. Estamos en el principio, hay que abrocharse el cinturón, pero hay que tratar de leer poco de esto y hay que tratar de mantenerse tranquilo porque la gente está pensando que hay un desastre inminente. Hay que transitarlo y lo más probable es que para la inmensa mayoría de la gente va a ser un recuerdo.

 

Fuente: www.clarin.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *