Gran jornada en Santa María con comidas típicas, artesanos y una película de un superhéroe argentino.

22 Febrero, 2018

Se trata de una jornada al aire libre, que comenzará a las 17 hs. con la 19° Edición de la Feria “Unser Saich”, una feria de artesanías y gastronomía alemana, para quienes se acerquen puedan degustar de sabores nuevos y autóctonos.

A su vez a las 18 hs. habrá un espectáculo de danza típica alemana que presentará bailes tradicionales de los alemanes del Volga.

Seguidamente, a las 18:30 hs., se realizará un Recorrido Turístico Histórico Arquitectónico, con inscripción previa hasta el mismo viernes, que comenzará en la Plaza de los Carros de la Colonia Alemana.
Por otra parte quienes participen del festival podrán disfrutar de una proyección cinematográfica al aire libre y a su vez de producciones autóctonas.

En este caso se proyectará “Zenitram”, un film argentino que relata la historia que en un futuro no muy lejano un muchacho de un barrio marginal de la ciudad de Buenos Aires descubre que puede volar y tiene una fuerza superior. Con estos nuevos poderes se embarcará en una defensa del acceso al agua, que está bajo el control de poderosas multinacionales.

Cabe señalar que en caso de existir inconvenientes climáticos todos los espectáculos y actividades previstas se realizarán en el SUM del Centro Cultural Santa María “Héctor Maier Schwerdt”, ubicado en Avenida 11 de Mayo 1263.

Con entrada libre y gratuita las familias de Santa María y pueblos aledaños podrán disfrutar de una tarde al aire libre diferente.

Sobre Zenitram

Ganadora del concurso del Bicentenario convocado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, “Zenitram: hay un argentino de vuela” (2010) concentra todos los elementos propios del criollismo nacional, haciendo un repaso por la historia argentina reciente, siempre bajo un registro paródico y popular que rememora la cultura del todo por dos pesos.

Zenitram (Juan Minujin)), que significa Martínez al revés, es el superhéroe argentino. Proveniente de la villa 31, un buen día descubre que tiene superpoderes, calza un traje con los colores de Boca Juniors y sale a impartir justicia. Pero, como todo héroe nacional, tendrá que luchar contra la maldad de la opinión pública manejada por los medios, un presidente nefasto (Daniel Fanego)) que intenta hacer negocios con el agua -único recurso natural que queda por vender- y revertir la imagen de, como él dice, “este país de mierda”.

Además de reproducir los estereotipos -con una mirada que inspira la autocrítica- la película hace alusión a varias etapas de la historia de nuestro país. La década menemista, la dictadura militar, la pelea entre el gobierno y los medios, etc. Todo narrado desde un humor absurdo que provoca reflexionar sobre los acontecimientos mencionados.

Zenitram tiene ritmo narrativo, despliegue visual, efectos acordes a lo ambicioso del proyecto y prácticamente ninguna comparación con otro producto fílmico argentino, ya que toma un género propio del país del norte y lo “argentiniza”. En este aspecto Zenitram es único. Sí, como los argentinos.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *