¿Qué es el “protocolo de Minnesota” que intenta determinar si hubo una ejecución?

18 Octubre, 2017

Tras el hallazgo de un cadáver en el río Chubut en el marco de la búsqueda de Santiago Maldonado, la fiscalía de Esquel reclamó el cumplimiento, durante la autopsia, del “protocolo de Minnesota”; de modo de poder determinar si la víctima fue objeto de una ejecución.

El Protocolo de Minnesota, norma elaborada en 1991 y adoptada por la Organización de Naciones Unidas, es una guía que establece estándares de buenas prácticas técnicas que se deben aplicar en las autopsias para determinar si una persona fallecida fue ejecutada.

Junto con el Protocolo de Estambul (1999) sirven de guía para detectar en las autopsias evidencias que indiquen la aplicación de golpes, colgamiento, descargas eléctricas entre otros métodos de tortura así como también si la víctima fue objeto de una ejecución extralegal, arbitraria y sumaria.

Las autopsias “normales” no requieren nunca estudios tan especiales. Sin embargo, tras la desaparición forzada de Santiago Maldonado el 1º de agosto pasado, presumiblemente a manos de Gendarmería, la fiscalía requirió que se siga este procedimiento para determinar si el fallecido fue víctima de una ejecución sumaria.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *