Sin dialogo, el conflicto se endurece y se pone más firme

11 Agosto, 2016

El STM reclama una recomposición salarial que alcance a todos los trabajadores.
El conflicto entre el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Ejecutivo de Coronel Suárez continúa agravándose: hoy el gremio decidió endurecer su postura e instalar carpas frente al palacio municipal.

El sindicato reclama un sueldo básico municipal que supere el salario mínimo, vital y móvil (que actualmente es de 6.810 pesos, aunque a partir de septiembre será de 7.560 y, desde enero de 2017, de 8.060 pesos).

“Estamos abiertos al diálogo”, dijo hoy el titular del STM, Rubén Allende.

“Del 40% (de aumento) pretendido para este semestre, aceptaríamos un 18% de una sola vez -agregó-. Queremos que mínimamente se nos reconozca el salario mínimo, vital y móvil para un trabajador categoría 13. También queremos que se respete la carrera municipal”.
Allende recordó que de las negociaciones han tomado parte el titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses, Rubén García, y el subsecretario provincial de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell.

“Nuestro piso es el salario mínimo, vital y móvil. Eso se lo hizo saber Campbell al intendente (Roberto Palacio) y después le dijo a García que el intendente nos iba a convocar con ese piso de negociación”, señaló Allende.

“Por eso esperamos el llamado del intendente. La última oferta fue elevar el salario de aquellos trabajadores municipales que cobran por debajo del salario mínimo, vital y móvil, pero nosotros queremos una recomposición para el total de la planta”, aclaró.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *