Síndrome Urémico Hemolítico: medidas preventivas

22 Enero, 2014

sindrome uremico hemolitico

Con el compromiso de llevar adelante una campaña de promoción y prevención de enfermedades en el distrito de Coronel Suárez, el director de Bromatología Municipal, doctor Héctor Díaz hace llegar a la población, medidas preventivas para evitar el Síndrome Urémico Hemolítico.

“Conocer sencillos procedimientos y medidas de higiene en la manipulación y preparación de los alimentospuede, literalmente, salvar la vida de tu hijo”, afirmó el profesional.

En este sentido advirtió que los niños menores de 5 años no deberían consumir “comidas rápidas”, haciendo especial hincapié que ante cualquier duda consulte con su pediatra o médico de cabecera.

Díaz aclaró que la fuente principal de contagio es la carne vacuna.

“Se considera que la ingestión de carne insuficientemente cocida es la mayor vía de contaminación, especialmente las comidas en cuya preparación se utiliza carne picada; esto se debe a que la bacteria se encuentra en la superficie y la carne al ser picada la introduce en el centro del producto”, explicó.

Asimismo, la leche y los productos lácteos no pasteurizados y el agua no potabilizada pueden considerarse otras fuentes de infección, como también la interrupción de la cadena de frío de los alimentos.

Además mencionó como  vía de contagio “el agua de las piletas de natación” asegurando que “hay que tener la seguridad de que el agua esté clorada, sobre todo en natatorios donde concurren bebés, ya que estos suelen tener pequeñas pérdidas de materia fecal y es muy común que otros traguen agua y se produzca así el contagio”, afirmó.

 

Medida preventivas para evitar el Síndrome Urémico Hemolítico y sus fuentes de contagio:

·         Si compra carne picada, prefiera la procesada en el momento, consúmala a la brevedad. Recuerde que este producto se altera más rápido que un trozo de carne entera.

·         Cocinar muy bien la carne, sobre todo si se trata de carne picada. El jugo de la carne debe estar totalmente claro, incoloro.

·         Evite el contacto entre carne cruda y otros alimentos.

·         Conserve la carne en la parte de abajo de la heladera, para evitar que su jugo contamine otros alimentos.

·         Consuma leche y jugos de fruta pasteurizados. Si esto no fuese posible, hierva la leche antes de consumirla.

·         Lave cuidadosamente las frutas y verduras, sobre todo aquellas que serán consumidas crudas.

·         Mantenga limpia la mesada, utensilios, tablas y trapo rejilla.

·         Use recipientes y utensilios diferentes (fuentes, cuchillas y tablas de cortar) para manipular alimentos crudos y cocidos, o bien, lávelos minuciosamente entre uso y uso.

·         Lave siempre sus manos con agua y jabón: antes de comer, antes de manipular alimentos, después de haber ido al baño, cambio de pañales o acariciar la mascota, entre la manipulación de alimentos crudos y cocidos o listos para su consumo.

·         Utilice siempre agua potable para beber, cocinar y lavar. De no contar con ella, puede potabilizarla hirviéndola durante 5 minutos o agregándole 2 gotas de lavandina por litro, dejándola reposar media hora antes de su uso.

·         Descongele los alimentos en una bandeja en la heladera, en el microondas o cocínelos directamente, pero nunca sobre la mesada de la cocina.

·         El tiempo que transcurre desde que compra sus alimentos hasta que los coloca en la heladera de su casa debe ser el mínimo posible y nunca debe superar las 2 horas, para no cortar la cadena de frío. Para ello organice sus compras dejando para el final la adquisición de alimentos frescos y congelados.

·         No bañe a los niños en aguas contaminadas. Cuide que las piletas de natación privada y pública tengan agua adecuadamente clorada.

Ante cualquier duda consulte en el centro de salud más cercano.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *