Piden declarar “zona de desastre y emergencia” a los municipios afectados por los incendios

8 Enero, 2014

bomberos

Se trata de una iniciativa presentada por los diputados del Frente para la Victoria, Darío Golía y Ricardo Móccero, quienes buscan eximir del pago de impuestos a los damnificados por los incendios forestales.

En el texto, se propone que la Provincia suspenda los vencimientos de las obligaciones “de cualquier índole” que mantenga los contribuyentes afectados por los incendios tanto con el Estado provincial como con el Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Solicita también que se exima a los damnificados del pago del Impuesto Inmobiliario Urbano y Rural, y del Impuesto a los Automotores.

Prevé, para el caso de Ingresos Brutos, que se exima a quienes tengan una facturación anual para el año 2013 que no haya superado los 500.000 pesos y que se encuentren afectados en su actividad comercial y/o profesional, por un término de 60 días desde que se haya reanudado tal actividad de acuerdo a lo que al efecto determine la autoridad recaudatoria provincial.

El proyecto además invita a los municipios contemplados en la declaración a que tomen medidas impositivas similares en sus territorios.

Y pretende facultar al gobierno bonaerense, a través de los ministerios de Asuntos Agrarios e Infraestructura y del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), a llevar las acciones que resulten necesarias “para dar inicio inmediato a las obras de reconstrucción”.

De aprobarse, se autoriza a que la gobernación implemente las acciones tendientes a la reparación de daños ocasionados “en los bienes de dominio provincial, municipal y de aquellos particulares sin recursos suficientes, previo estudio económico social, para atender los perjuicios ocasionados”.

El gobierno estaría facultado, así, para realizar las adecuaciones correspondientes en el Presupuesto con el objetivo de destinar recursos para la reconstrucción.

La iniciativa estipula el estado de emergencia hasta el 31 de diciembre de 2014 y prevé que en lo inmediato se cree un Registro de Damnificados.

En declaraciones formuladas a Télam, Golía explicó que “el proyecto surgió a partir de la enorme preocupación que nos manifestaron los intendentes de los municipios afectados por este desastre”.

“Los incendios afectan no sólo al agropecuario, sino a otros sectores; declarando la emergencia se puede contribuir con herramientas como eximiciones impositivas”, sostuvo.

El legislador destacó que “en diciembre, cuando votamos el Presupuesto General de Gastos de la Provincia para este año, incorporamos un Fondo de Emergencia para situaciones como esta” y detalló que “hay una partida de 400 millones para hacer frente a todo tipo de contingencias como terremotos, inundaciones o incendios”.

Fuente: Télam.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *