“La gente tiene que entender que la perrera no es el basurero de perros”

18 noviembre, 2013

P1030461

Héctor Díaz es el médico veterinario a cargo de la perrera municipal desde hace tres años. Ante los rumores de que desde esa área mataban a los perros que ingresan al lugar, en los micrófonos de Radio Urbana Díaz contó cómo se trabaja realmente en la perrera y cuál es el estado actual de los animales que, por una cuestión de seguridad para con los vecinos, deben ser encerrados en los caniles.

Díaz aseguró que “nunca salimos por los medios a decir que se está construyendo la perrera nueva y estamos próximos a inaugurarla, que realizamos campañas gratuitas de vacunación contra la rabia, hacemos castraciones gratuitas. Si no nos importaran los perros, no trabajaríamos de esta manera”.

Explicó que hacía años que desde el municipio no se destinaban los recursos que hoy se destinan para llevar adelante los trabajos que requiere el mantenimiento de estos animales.

El veterinario fue categórico al decir que “la perrera existe por la falta de educación que tienen los vecinos sobre el cuidado responsable de los animales. Aquellos que, por alguna cuestión, no quieren o no pueden tener más a su perro, lo tira en la perrera. O quienes tienen a sus perras en celo, muchas veces la largan a la calle por unos días y luego, cuando la perra pare dejan los cachorros en la perrera. Nuestra función no es juntar un millón de perros, hay que informar sobre la tenencia responsable y sobre la importancia de la castración”.

También explicó que muchas veces encuentran perros muertos en los caniles, porque “ellos conviven en forma grupal y se organizan por orden jerárquico, el más fuerte manda en el canil. Cuando entra alguno que la comunidad canina no quiere, queda a la suerte divina. Nosotros tenemos un horario de trabajo que cumplir y, a veces, cuando nos vamos, se dan riñas entre los perros y a la mañana siguiente encontramos algún que otro perro muerto”.

“Es lamentable que esto suceda, pero tampoco es nuestra culpa. La que abandona los perros es la propia comunidad y nosotros hacemos todo lo que está a nuestro alcance por protegerlos”, agregó el veterinario.

Díaz aseguró que en estos últimos años se ha hecho mucho para que la cantidad de perros en la calle, que corren a las bicicletas o a los vecinos, haya ido en disminución. Pero se necesita la colaboración de todos para lograr mejores resultados, a través de la tenencia responsable. “La gente tiene que entender que la perrera no es el basurero de perros. Quienes deben llegar y permanecer en los caniles son aquellos canes que tienen problemas de conducta o son mordedores e implican un peligro para sus dueños y sus vecinos, entre otras situaciones particulares”, sentenció.

Además, el veterinario informó que la campaña de vacunación antirrábica que se viene realizando en los últimos años es gratuita, anual y obligatoria. Pueden dirigirse a las instalaciones que la perrera tiene en calle Mar del Plata, en el ex predio del corralón municipal, de lunes a viernes de 12 a 13.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *