Jornada sobre “Carnicerías Saludables” en Bahía Blanca

18 Noviembre, 2013

P1030461

Héctor Díaz, médico veterinario director del área de Bromatología y jefe de la perrera municipal, participó el viernes pasado de la jornada sobre “carnicerías saludables” que se llevó a cabo en la ciudad de Bahía Blanca, con el objeto de ejecutar el programa provincial en el distrito y brindar una mejor calidad alimentaria a los vecinos, previniendo enfermedades.

Esta jornada fue organizada por la Asociación para la Prevención del Síndrome Urémico Hemolítico (Apresuh), Asociación de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca y Círculo de Veterinarios del Sur y dictada por funcionarios de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA),con la finalidad de tomar conocimiento del programa “Carnicerías Saludables” ya implementado en distintas localidades de la provincia de Buenos Aires y demás provincias del país.

En los estudios de Radio Urbana, Díaz explicó que este programa busca mejorar las pautas de higiene y de manipulación de alimentos. “Lo que se hace en una primera instancia es tomar muestras en la carne picada, que es el producto más cuestionado por el proceso de mezcla que sufre para su elaboración.  Cuando está almacenada de un día para otro, los microorganismos proliferan”, explicó y agregó que se deberá exigir que la carne se pique en el momento de la compra.

“En la primera parte de la aplicación de este programa, se toman muestras de mesadas, cuchillos, picadoras de carne y las manos del carnicero.  A partir de allí, se tendrá un pantallazo de las bacterias que hay en cada uno de estos comercios y, en una primera instancia, no se sanciona sino que se capacita al carnicero para que sepa cómo debe manipular los productos para evitar esta contaminación”, informó el veterinario.

Héctor Díaz explicó que, en casa, cada uno puede tomar recaudos para evitar el escherichia coli, por ejemplo “las hamburguesas, chorizos, salchichas o productos elaborados con carne picada, deben estar bien cocidos. Al cortarlos, no debemos ver áreas rosadas”.

Además, es importante lavarse las manos con agua y jabón antes de comer o manipular alimentos o luego de ir al baño, no usar el mismo cuchillo o superficie (mesada, tablas) con las que se ha cortado carne cruda para cortar otros alimentos sin antes lavarlo bien con agua y detergente y evitar el contacto de carne cruda con otros alimentos.

También, se debe evitar bañar a los niños en aguas contaminadas, asegurarse de consumir agua potable, lavar bien las frutas y verduras que se consumen crudas, consumir leche y lácteos pasteurizados y bien fríos y conservar los alimentos frescos y cocidos en la heladera.

IMG-20131118-WA0000

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *